Detrás de la cascada principal del Parc de la Ciutadella se puede encontrar un menhir que no es tal. En realidad esta piedra tosca tuvo otra ubicación en el parque, como se puede apreciar en la foto, aunque luego más tarde se trasladó a un lugar prácticamente oculto durante la etapa del Franquismo.

En realidad no es un menhir, pues se trata de una piedra bruta con un texto en el que puede leerse: “Instauración de la fiesta del árbol. 1899”.

Todo comenzó en fecha 21 de septiembre de 1898, cuando el periódico La Vanguardia publicó un artículo titulado “La Patria y el Árbol. Síntesis de un proyecto y de su inmediata ejecución”, firmado por Rafael Puig i Valls. Esta fiesta del árbol, también conocida como “fiesta del árbol de la libertad”, tiene connotaciones republicanas y fui introducida en España por la Revolución Francesa.

Se ha podido constatar que la primera Fiesta del Árbol celebrada en nuestro país fue en 1898, el mismo año en el que se creó en Barcelona la asociación de amigos de esta fiesta pionera. Tuvo lugar un 30 de abril en el Parc de la Ciutadella de Barcelona (aunque la fiesta fue aprobada un 11 de febrero, coincidiendo con la conmemoración de la Primera República Española), en la Sección Marítima de este parque y al costado del Museo zootécnico. A la misma acudieron nada menos que unos mil quinientos niños y niñas entre los que plantaron unos cuatrocientos pinos. Tras la plantación pronunciaron sendos discursos tanto el Alclade de Barcelona como el propio Puig y Valls. Finalmente se sirvió una enorme merienda en el Pabellón de la Transatlántica, obra de Gaudí.

Se ha conseguido localizar otra reseña de una Fiesta del Árbol promovida por Rafael Puig i Valls. Esta tuvo lugar en un pequeño pueblo de la provincia de Barcelona, La Pobla de Lillet, en 1904, frente a los Jardines Artigas de Gaudí.

CC BY 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.