EL CONGRESO UFOLÓGICO DEL FRAUDE QUE TENDRÁ LUGAR EN MONTSERRAT ESTE SEPTIEMBRE

¿Un congreso ufológico en Montserrat? En principio la idea sonaba interesante, pero nada más lejos de la realidad lo que pudo ser y no fue.

En esta ocasión, la montaña mágica, con el beneplácito de los monjes benedictinos que han alquilado el hotel Cisneros a los organizadores de este evento, acogerá más de lo mismo, nada nuevo en esto del misterio, y al más puro estilo de los encuentros con el empresario Grífols los días 11 de cada mes, donde los que quieren divertirse viendo meteoritos o la estación espacial internacional, se mofan de las locuras de este patético personaje.

¿Cuánto cuesta la entrada al Ufology World Congress de Montserrat? ¿Quiénes son los conferenciantes? Empecemos por lo primero. La entrada cuesta 250 euros. O 400 euros si quieres asientos en las primeras filas y el transporte desde Barcelona. Con comida y alojamiento la cosa se va a 750 euros.

¿Quiénes son los que nos hablarán sobre OVNIs y razas extraterrestres? Vamos a conocerlos.

Jaime Maussan, conocido presentador televisivo mexicano, que ya se ha visto envuelto en varios casos de fraude. Aunque el más conocido fue cuando presentó a la prensa y a los asistentes a otro congreso (previo pago) las pruebas que demostrarían, mediante una foto, que el extraterrestre caído en Rosswell (sí, el citado en la película “men in black” y tantas otras) era real.

Las fotos que el ufólogo Jaime Maussan presentó en México como correspondientes a un tripulante del platillo volante estrellado en Roswell en 1947 fueron, en realidad, de una momia de un niño de 2 años expuesta en un museo, posiblemente de San Francisco. En las imágenes mostradas por Maussan en el Auditorio Nacional de la capital mexicana, se veía al pie del cuerpo del supuesto alienígena un papel como los que suelen identificar las piezas expuestas en un museo, pero en blanco. Sin embargo, investigadores como Luis Alfonso Gámez y José Antonio Caravaca, conseguieron una copia en más alta resolución en la que se leía el cartelito y que decía así:

Cuerpo momificado de un niño de dos años. En el momento del enterramiento estaba vestido con una camiseta de algodón. La mortaja consistía en estas pequeñas piezas de algodón.

A pesar de haberse demostrado el fraude orquestado por Jaime Maussan, éste quiso seguir con el cuento para no devolver ni un dólar a los asistentes al evento, afirmando que todo se debía a una conspiración para desbancarle.

Sixto José Paz Wells (12 de diciembre de 1955, Lima, Perú) mejor conocido como Sixto Paz es un popular escritor y charlatán peruano, especializado en el fenómeno OVNI y fundador de la secta Rahma de supuestos “contactados” por extraterrestres que combina creencias cristianas con la ufología. Ha sido autor de 17 libros sobre este tema y dictado conferencias en infinidad de países incluyendo España, Estados Unidos, Italia y Alemania. Fue denunciado por fraude en Zaragoza, España y expulsado de EE.UU. por fraude y actividades económicas ilegales en relación a la recaudación de dineros de personas que se unen a los grupos que el organiza.

Sixto Paz dice que se comunica telepáticamente con los extraterrestres, los cuales le dictan cartas. Se refiere a este fenómeno como “escritura automática”, término utilizado previamente por el espiritista francés Allan Kardec en el Siglo XIX que decía que se comunicaba con los muertos.

Afirma haber sido abducido por extraterrestres en 1974 y transportado en un “platillo volador” a través del espacio hasta Ganímedes, una luna del planeta Júpiter. Su relato coincide con un cuento ficticio escrito cuatro años antes por el peruano Yosip Ibrahim, titulado “Yo visité Ganimedes”. Sus encuentros en Ganímedes inspiraron a Carlos Jesús, un esperpéntico vidente que se hizo conocido en el programa televisivo “Crónicas marcianas” para que este último también viajara a Ganímedes. Cabe destacar que las condiciones de Ganímedes no son las más adecuadas para el desarrollo de vida inteligente. Según los científicos de la NASA, sus temperaturas van de los 121ºC bajo cero, a los 203ºC bajo cero. La atmósfera de Ganímedes no puede atrapar el calor y el día de Ganímedes es igual a 7 días terrestres. Cuando se le pregunta por este particular. Sixto Paz arguye que la vida que él vio se encuentra en otro plano astral del planeta.

En un vídeo Sixto Paz aseguraba que se había teletransportado a otras dimensiones utilizando lo que él denominaba “puertas xendra”.

Sixto Paz llegó a decir en una entrevista que los extraterrestres le informaron telepáticamente en 1974 que, a la llegada del Apolo VIII a la Luna, los estadounidenses habrían encontrado ruinas de bases extraterrestres y en lugar de informar del descubrimiento optaron por destruirlas discretamente mediante el uso de bombas atómicas a fin de encubrir el hallazgo. Sí, éste fue el informador de J.J.Benítez para un episodio de la serie televisiva “Planeta encantado”.

Los extraterrestres avisan a Sixto Paz cuándo aparecerán con sus naves por el distrito peruano de Chilca, de forma que Sixto pueda beneficiarse económicamente llevando turistas a los avistamientos en “grupos de contactados”. Pero cabe destacar que toda la gente del lugar también sabe perfectamente en que épocas y en qué condiciones es más frecuente contemplar luces en el cielo, lo que hace dudar de que estas se presenten al haber sido convocadas por Sixto telepáticamente. De hecho algunas de estas experiencias resultaron un completo fiasco, no ocurriendo absolutamente nada y se cree que las luces podrían tratarse de algún tipo de fenómeno meteorológico en el mejor de los casos. En otras oportunidades los periodistas de diversos medios pudieron registrar con sus cámaras la presencia de luces de colores en el cielo que se desplazaban lentamente, quedando algunos de ellos convencidos de que se trataría de seres de otros mundos. Pero los vídeos más espectaculares sobre avistamientos parecen provenir de miembros de los grupos mismos, que mueven la cámara o realizan acercamientos hacia una de las luces, dando la impresión de que otra luz cercana se aleja rápidamente, cuando en realidad es un efecto del zoom.

En otro vídeo afirma que en el universo existen diversas “razas” de extraterrestres, algunas con aspecto reptiloide, felinoide, humanoide, con aspecto de insecto y seres sin cuerpo físico. Y agrega que algunas pueden asumir falsas apariencias.

Sixto Paz sostiene haberse reunido personalmente con Jesucristo en uno de sus viajes a otra dimensión. Así lo relata en su libro “La insólita invitación” y en algunas de sus entrevistas. Sixto dice que él y otros miembros de su grupo de “contactados” habrían sido llevados a Ganímedes (luna de Júpiter) donde fueron conducidos ante la presencia de Jesús a quien describe como un hombre de un 1’80, de pelo oscuro, piel tostada, nariz aguileña y cuyas heridas producidas en la cruz eran aún visibles. En lugar de hablar arameo, Jesús se expresaba telepáticamente, ya se entiende.

El 31 de marzo de 1994, fue sometido al detector de mentiras en el programa de televisión español “La máquina de la verdad” de Telecinco. La prueba determinó que miente cuando afirma haber viajado “realmente” en una nave espacial. Sin embargo, el detector también explicó que dijo la verdad en cuanto a que no inventó todas sus historias “exclusivamente” para obtener beneficio económico. De acuerdo con el experto, su necesidad fue psicológica. Este aspecto es común en los fabuladores que buscan ser centro de atención.

Pero la codicia pareció jugar algún rol ya que, de acuerdo con los organizadores, Sixto Paz fue el único invitado en la historia del programa que exigió ver físicamente el dinero que recibiría en metálico si pasaba la prueba. Por tal motivo fue necesario llevar un maletín repleto de billetes hasta su hotel. Solo así aceptó someterse al detector.

Posteriormente Sixto dio diversas excusas sobre por qué no paso la prueba. Por ejemplo, afirmó que le preguntaron por un planeta mientras que Ganímedes era una luna. Sin embargo, cuando al final del programa le dieron la oportunidad de defenderse ante el resultado del test, declinó hacer comentario o aclaración alguna. Tampoco objetó nada durante el curso del programa. Más tarde, entrevistado por el gran periodista Luis Mariano Fernández en su programa “Mis enigmas favoritos”, Paz culpó al técnico que manejaba el polígrafo por ser de origen estadounidense, dando a entender que debió haber amañado el resultado. También afirmó que nunca pidió dinero para aparecer en el programa (el dinero lo recibiría si pasaba la prueba) y que el técnico dijo que él no era “ni un fabulador ni un mentiroso”. Pero en la versión completa del programa, el técnico no afirma que Paz sea “fabulador” o “mentiroso”, solo dice que claramente ha mentido y si visitó Ganimedes “habrá sido en sueños”.

Laura Eisenhower, que dice ser bisnieta del presidente Eisenhower (aunque nadie lo ha comprobado), afirmaba lo siguiente en una reciente entrevista: “El veganismo es una energía más limpia y pura. No quiero decir lo que deberías y no deberías comer respecto a la carne, pero estarás en mejores condiciones para relacionarte con seres de dimensiones más altas, porque tu cuerpo no será tan pesado debido a la gravedad. Cuando comes animales, se trata de una densidad más pesada para procesar en nuestros cuerpos físicos. Cuando comemos vegetales, estamos más ligeros, así que podemos conectar con seres más elevados. No tienes que ser vegetariano o vegano para experimentar a los seres celestiales, pero es lo más adecuado para las personas. Hay una postura dependiendo de cada caso; lo mejor que puedes hacer es bendecir tu comida. La gente necesita honrar las energías sagradas de la comida”.

Vamos que, partiendo de esta premisa, no hay otras razones para hacerse vegetariano o vegano. Para ella ésta es la verdad absoluta, pues si eres vegano te convertirás en un contactado.

Por supuesto para Laura Magdalene Eisenhower los extraterrestres grises llevan visitándonos desde mediados del siglo XX, con acuerdos encubiertos con el gobierno de los Estados Unidos, que ya se sabe que el resto de países no contamos para los alienígenas.

Bajo el nombre “The US-based Hybrid Children Community” (Comunidad estadounidense de niños híbridos) este grupo busca reclutar madres criadoras con la oferta de “evolucionar” la raza humana en una nueva subespecie, cuando los niños híbridos (mezcla de aliens y humanos) que estarían viviendo en grandes naves espaciales “retornen a nuestro planeta”.

¿No te puedes creer que algo así exista? Pues espérate, que una de estas madres que dice haber tenido más de una docena de niños alienígenas híbridos, es otra de las conferenciantes de este congreso.

Por muy alocada que suene esta idea, a las integrantes de esta organización no les da vergüenza reconocer que han sido secuestradas por seres de otros planetas y que tras ello regresan embarazadas.

A través de una serie de videos disponibles en Youtube (pues disponen de canal), estas “madres” comentan lo difícil que es estar lejos de sus supuestos hijos que vivirían a años luz de distancia a bordo de naves espaciales.

Según la mayoría de estas mujeres, los extraterrestres quieren crear una nueva raza, física y mentalmente superiores para convertirse en los próximos líderes de los humanos.

Una de ellas, Bridget Nielsen, asegura ser medio híbrida y que hay millones de padres híbridos en la Tierra que han concebido los niños con los extraterrestres, ya sea a través de la inseminación artificial o por relaciones sexuales, y muchos no son conscientes de ello. Esta misma chica aparte, ahora, está siendo utilizada para concebir nuevos alienígenas, siendo ella uno de estos, como acabamos de citar.

Magdalena del Amo hablará de visitantes de dormitorio o extraterrestres secuestradores, Salvador Freixedo de que somos una granja humana de cultivo para que los extraterrestres nos coman, Roeland Beljon de los mensajes extraterrestres de los círculos de las cosechas, y mejor no seguir porque la lista de invitados es un despropósito.

Por cierto, que el autor de esta entrada se puso en contacto con algunos monjes del monasterio de Montserrat para hablar con ellos de este encuentro extraterrestre, y en principio, por la conversación mantenida, no les importa que se celebre un congreso ufológico de estas características. ¡Vivir para ver!

¡Klaatu barada nikto, terrícola!

EL MUNDO DE LA CONSPIRACIÓN

El mundo del misterio tiene un problema serio con esa parte de las mal llamadas conspiraciones. Sólo hace falta echar un vistazo al grupo más conspiranoico de todo Facebook (Ciencia y Espiritu) para darte cuenta de lo que aquí se cuece. En un grupo de casi doscientas mil personas los hay que creen que nos están fumigando desde el cielo para hacernos autistas, otros que nos envenenan con vacunas, los hay que creen en que la Tierra es plana, quienes piensan que este planeta y todos los cuerpos celestes son huecos y habitan extraterrestres en ellos, quienes argumentan que hay vida en Marte y que nunca llegamos a la Luna, que los chemtrails son mensajes subliminales de los marcianos, que los Anunnaki (esas bestias del panteón religioso sumerio) son nuestros creadores, y así un sinfín de paranaoias a cada cual más aberrante, en una especie de competición por ver quién es el que la suelta más gorda.

Y, por supuesto, no podían faltar los fanáticos de la fe, esos que creen que Jesús era poco más o menos que el hacedor de mundos, la virgen María la gran diosa…  y cuídate de llevarles la contraria, que te comen vivo. Por descontado, su único dios es el verdadero, y el resto de religiones de la Humanidad están equivocadas.

Se me ocurrió que podía ser divertido publicar una serie de memes, esas imágenes con frase, que quieren transmitir algo; dado que la lectura de textos de más de un párrafo se sale de la inteligencia de la inmensa mayoría de conspiranoicos. Esto es Barrio Sésamo, en su versión conspiranoica, y así hay que actuar.

Los comentarios son de órdago. Dignos de admiración. Cabe decir que los integrantes de estos grupos suelen ser de Latinoamérica, y no precisamente de las gentes más estudiadas. En estos círculos se juega con la ignorancia. Y si de religión se trata, con más motivo.

Lo primero que adviertes es que piden respeto para una religión que acabó con la vida de Giordano Bruno, Miquel Servet, arrasó con la población de indios guaraníes y tantas otras tribus, gestó la Inquisición, le metió fuego a Juana de Arco y Jacques de Molay, acusó a media Europa de brujería… y no sabrías decir el número de atrocidades que llegaron a cometer tanto católicos como protestantes. Y sí, piden respeto por esa religión que exterminó a tantísimas personas que no concordaban con su pensamiento. Cualquier otra forma de verlo hará que te acusen de “masón y judío sionista”. O si no, en estos términos: “Carlos ,,saves heres un puto loco amargado y fuera de la realidad ubicate primero y enseñate a respetar a tus semejantes ok”. Iré incluyendo citas textuales, con sus faltas de ortografía y gramática, con el fin de orientar al lector respecto al nivel intelectual que se encuentra en este tipo de grupos.

Una polémica sobre si Jesús era terrenal o no, fruto de una relación, trae consigo una respuesta como ésta: “Para que naciera un hombre perfecto de María no se podía unir un óvulo con un espermatozoide ya que el óvulo de María ya traía la imperfección del pecado así que Dios tuvo que haber transferido directo a la matriz de María el feto en su estado inicial, por lo tanto Jesús no nació de ninguna relación sexual”. Impagable la lógica deductiva de algunos. Por supuesto, como algunos me tildan de luciferino por este tipo de escritos, rezan por mí. Valga esta frase: “Mi respeto a Maria Madre de Jesucristo y Madre nuestra. Un Ave mamaria purísima para Carlos. Tendrá que dar testimonio de su sueño. Hoy Jesucristo le esta dando una segunda oportunidad de que quiera a su segunda mamá celestial. No la desprecies acéptala y reza un AVE MARIA DIARIA por su mamá , sus hermanas, sus hijas si las tiene . Ella es la Protección de las mujeres en momentos difíciles de parto y de angustia”.

Temas como la utilización del preservativo dentro del ámbito cristiano no tienen desperdicio. “Prefiero uno bien colocado y que la virgen de la protección me proteja de un VIH, una gonorrea o cualquier otra enfermedad venérea transmitida por contacto sexual. Hasta ella si la invocamos con Amor cuida a sus hijos y los cuida de todo peligro hasta estando en la oscuridad. Por que quiere que sus hijos sean almas de Dios y no del demonio. El sexo es bueno con mucha responsabilidad. Si haces hijos hágalo con AMOR y responsabilidad para educar y mantener que no le falte nada”. Sólo por publicar sobre este tema, es lógico que debo estar poseído. No hay que perderse el siguiente comentario: “Ese Carlos ya esta poseído, pobre Carlos. Por el nombre de Jesús para que tengas temor y sea mensajero de Dios en este siglo XXI. Su testimonio tendrá que contarlo por que es un llamado a la Salvación”.

Los comentarios de los protestantes tampoco hay que descartarlos. Algunos de ellos ni siquiera saben que evangelistas y pentescostales proceden del protestantismo y se enfadan cuando les haces saber que son protestantes. “Carlos Mesa supongo que sí sabes que blasfemar es malo pero insultar al espirítu santo es cómo si te proclamarás luciferino, la paloma nisiquiera representa lo que supones tú y millones de borregomatrix, es sólo más de de la simbología de las putas entidades de baja densidad que mueven los hilos en m?y?, por eso Jesús nos pidió que no adoraramos imágenes”. Este parágrafo quiere indicarnos que su religión es bien distinta a la católica y por descontado la buena.

De repente, en uno de los comentarios, alguno suelta que Jesús era un reptiliano, es decir, esa teoría conspiranoica de que nuestros creadores eran extraterrestres de aspecto como los de la serie de televisión V. Pues no te pierdas la respuesta de uno: “No pudo se reptiliano, porque si lo hubiera sido, con lo que corren, no podrían haberlo pillado para crucificarlo”. Elemental, querido Watson.

Pero la cosa no queda ahí. Un tal Luis Alberdo (que dice que su madre se equivocó en el registro, confundiendo la letra T por D, de ahí de lo de Alberdo), asegura haber escuchado a un Youtuber llamado JL de Mundo Desconocido lo siguiente: “Los lagartos tienen esa forma por una razon de sobrevivencia, para comenzar, los alienígenas deben adaptarse a este entorno que es tóxico para ellos, y eligen a los lagartos”. Y es que JL cuenta con miles de adeptos, que cada día le escuchan decir auténticas barbaridades en su canal de Youtube. Lo que no saben estos, es que el negocio de los Youtubers ha estado en alza, permitiendo que los mismos ganarán auténticas fortunas. ¿Cómo? Sencillo. Si este mundo conspiranoico tiene millardos de seguidores, por qué no crear un canal con estos seguidores (followers), que harán que cada nuevo visionado de uno de estos vídeos permita ganar dinero con esas inserciones publicitarias de los anuncios Google Adwords. Y dicho y hecho. ¿Para qué trabajar en una oficina o deslomándote la espalda, si con una cámara y diciendo burradas, puedes ganar alrededor de unos 30.000 euros al mes?

Si uno ha creído verlo todo en este mundo conspiranoico, cuando alguno de los comentaristas menciona algo sobre los gays, los cristianos conspiranoicos saltan a la palestra: “Es sencillo el sexo se practica como lo manda Dios no como quisiera que fuera y lo están haciendo los demonios todo tiene un orden,las leyes de el creador es para cumplirlas les hace falta temor de Dios moral obediencia”. Y a partir de ahí se lía la traca aduciendo que el flúor y los alimentos transgénicos están convirtiendo a toda la población mundial en gays, porque eso de la ideología de género no es algo que pueda entrar en su obtuso cerebro.

Y, faltaría más, ni se te ocurra mencionar a la virgen guadalupana, aunque sepamos que la misma fue un fraude orquestado por la Iglesia Católica para sustituir la antigua adoración a la diosa mexica Tonantzin. “Mira ala madre de Jesús nadie le dice fraude RECUERDA INORATE Q TU FISTES PARIDO DE UNA MUJER IGUAL Q ELLA”.

Si no tienes suficiente con los comentarios y estos no te hacen daño a la vista, uno más me hacer saber que debo mirar con detenimiento los vídeos de David Parcerisa, otro youtuber, claro, pues los Anunnaki fueron nuestros creadores, según las tablillas sumerias. Vamos, lo de siempre, algunos no han consultado en su vida ni una sola tablilla sumeria, pero creen a ciencia cierta que todo lo que oigan desde la perspectiva de un Youtuber es cierto. Nos saltamos años de arqueología y ciencia, porque ya se sabe que “nos mienten”. Ah, y la NASA, que bastante tiene con la conquista del espacio, siempre está detrás de cualquier conspiración terrenal.

Uno no sabe si echarse a reír o llorar ante tales manifestaciones. Sirva este escrito para conocer cómo es, en realidad, ese mundo conspiranoico. Y si no me creen, pasen un momento por ese grupo de Facebook llamado Ciencia y Espíritu, y juzguen ustedes mismos. Si no salen de allí echando humo es que son reptilianos.

LA MÚSICA DE LAS ESFERAS

Una antigua doctrina afirmaba que el modelo para la creación del universo estaba basado en el uso de las proporciones musicales. Según esta creencia, los cuerpos celestes producían sonidos que al combinarse formaban la llamada música de las esferas.

Para Pitágoras y sus seguidores, la música era la ciencia de la armonía. La armonía podía ser entendida como el orden de los sonidos y también como el orden divino del cosmos; entre estas dos armonías había una relación. Luego Platón añadió que lo importante no era la música audible.

Según los pitagorinos lo más hermoso era que, los sonidos que producía cada esfera se combinaban con los sonidos de las demás esferas, produciendo una sincronía sonora especial: la llamada “música de las esferas”.

Se atribuye a Pitágoras el descubrimiento de la relación entre el tono de la nota musical y la longitud de la cuerda que lo produce: el tono de la nota de una cuerda está en proporción con su longitud, y que los intervalos entre las frecuencias de los sonidos armoniosos forman razones numéricas simples. En la teoría conocida como «la armonía de las esferas», Pitágoras propone que el Sol, la Luna y los planetas emiten un único zumbido basado en su revolución orbital, y que la cualidad de la vida en la Tierra refleja el tenor de los sonidos celestiales que son imperceptibles para el oído humano.

Para Filolao, matemático y astrónomo pitagórico, año 400 a.C., el mundo es «armonía y número», todo se halla ordenado según proporciones que corresponden a tres consonancias básicas para la música: 2:1 (armonía), 3:2 (quinta), 4:3 (cuarta). Nicómaco de Gerasa, (también pitagórico, hacia el año 200) asigna las notas de la octava a los cuerpos celestes, de manera que generan una música.

Platón presenta la noción en La República, X, 616-617. Describe un orden de ocho círculos u órbitas: estrellas fijas, Saturno, Júpiter, Marte, Mercurio, Venus, Sol, Luna, que se distinguen por su rango de distancias, su color y la velocidad de revolución. La unidad de medida, según Platón, es el intervalo Tierra/Luna (Timeo, 35 b). Los términos de la serie del «Alma del mundo» (1, 2, 3, 4, 9, 8, 27) representan las distancias de los planetas a la Tierra, medidas en razón de la distancia de la Luna a la Tierra tomada como unidad. Luna 1, Sol 2, Mercurio 3, Venus 4, Marte 8, Júpiter 9, Saturno 27 (Timeo, 36 d).

Es Aristóteles el primero en dar una exposición crítica de la noción pitagórica de las armonía de las esferas: “Debemos ver evidentemente, después de todo lo que precede, que, cuando nos hablan de una armonía resultante del movimiento de esos cuerpos, igual a la armonía de sonidos que se entrelazan, se está haciendo una comparación muy brillante, sin duda, pero vana; esa no es la verdad de ningún modo. Hay en efecto gente [los pitagóricos] que se figura que el movimiento de cuerpos tan grandes [los planetas] debe producir necesariamente ruido, pues escuchamos alrededor nuestro los ruidos que hacen cuerpos que ni tienen tanta masa, ni una velocidad igual a la del Sol o la Luna. Por ello, uno se cree autorizado a concluir que astros tan numerosos e inmensos que aquellos que tienen este prodigioso movimiento de traslación, no pueden andar sin hacer un ruido de una intensidad desmesurada. Admitiendo en principio esta hipótesis, y suponiendo que estos cuerpos, gracias a sus distancias respectivas, están por sus velocidades en la misma proporción que las armonías, estos filósofos llegan a pretender que la voz de los astros, que se mueven en círculos, es armoniosa. Pero como sería muy sorprendente que nosotros no escucháramos esta pretendida voz, nos explican la causa, diciendo que ese ruido data para nuestros oídos desde el momento mismo de nuestro nacimiento. Esto hace que no distingamos el ruido, es que no hemos tenido nunca el contraste del silencio, que sería su contrario; pues la voz y el silencio, se hacen así distinguir recíprocamente el uno del otro. Pero, al igual que los herreros, por el hábito del ruido que hacen, no se dan más cuenta de la diferencia, así igualmente, dicen, sucede a los hombres. Esta suposición, lo repito, es muy ingeniosa y muy poética; pero es absolutamente imposible que sea así.” (Aristóteles, “Tratado del Cielo”, II, cap 9, 290).

Hoy conocemos a Ptolomeo como astrónomo, a Nicolás de Oresme como matemático, a Kepler como físico. Pero hay algo que todos ellos tienen en común: y es que escribieron sobre música. Ptolomeo, en concreto, fue el autor del tratado más importante de teoría musical de la Antigüedad clásica titulado, precisamente “Armónicos”. Nicolás de Oresme reflexionó sobre la conmensurabilidad de las órbitas estelares valorando, entre otras cuestiones, el interés de la música planetaria resultante. Muchos otros autores —Galileo, Newton, Descartes, Euler…— nos dejaron curiosas resonancias musicales en sus trabajos. Pero, sin duda, uno de los casos más interesantes es el de Kepler.

Kepler es conocido por desvelar la forma elíptica de las órbitas planetarias. Fue también el primero en hallar la relación entre el periodo orbital y la distancia al sol. Además, describió cómo la velocidad de cada planeta variaba a lo largo de su elipse. Lo que no resulta tan conocido es que Kepler, en su tratado “Harmonices mundi” además de describir estas leyes astronómicas, asignó notas musicales a cada planeta en función de su velocidad angular. Los planetas con una órbita más excéntrica (por tanto, los planetas cuya velocidad angular es más variable) abarcaban un mayor rango sonoro. Mientras que Venus, por ejemplo, adscrito casi a una circunferencia en su recorrido alrededor del sol, entona siempre la misma nota. Además, Kepler asignó voces a cada uno de ellos: desde Mercurio, la soprano, el planeta más cercano al sol y, por tanto, el de mayor frecuencia (el más veloz), hasta los bajos: Júpiter y Saturno (los más lentos y graves).

Podéis escuchar la música celestial kepleriana en este enlace (https://mitpress.mit.edu/media/animations/audio-5-6-solar-system/solar-system.wdgt.html) y comprobaréis que de “celestial” no tiene mucho. Kepler mismo se dio cuenta de que, según su propia teoría, los planetas estarían en disonancia la mayor parte del tiempo, pero argumentó que en determinados momentos, algunos se alinearían produciendo consonancias parciales. Como esta armonía transitoria nunca alcanzaría a los 6 planetas simultáneamente, además, Kepler argumentó que el universo no tendría fin. Tengamos en cuenta que esta era una idea herética para su época, un tiempo en la que la Iglesia Católica hablaba de Apocalipsis y de una Creación finita. A pesar de ello, Kepler daba tanta importancia a la belleza en su teoría que, literalmente, creía que el mundo no podía acabar hasta que sonase bien.

En abril de 1998 por la NASA, el Transition Region and Coronal Explorer (TRACE), encontró las primeras evidencias de música originada en un cuerpo celeste, según las cuales los cuerpos celestes emiten sonidos armónicos. Aunque la música de las esferas ha derivado primero en la noción de armonía universal y después en simetría, ahora se ha descubierto que la atmósfera del Sol emite realmente sonidos ultrasónicos y que interpreta una partitura formada por ondas que son aproximadamente 300 veces más graves que los tonos que pueda captar el oído humano.

Según este descubrimiento, la tradicional música de las esferas consiste en realidad en un “ultrasonido solar” que interpreta una partitura formada, según el satélite de la NASA, por ondas 300 veces más profundas que el sonido de la más profundas vibraciones audibles por el oído humano, con una frecuencia de 100 mili Hertz en periodos de 10 segundos. Un hertz es la frecuencia de un fenómeno periódico cuyo periodo es 1 segundo. El ser humano no puede escuchar sonidos de frecuencia menor a 16 Hz (sonidos infrasónicos), ni mayor de 20 kHz (sonidos ultrasónicos o supersónicos).

Las ondas ultrasónicas se producen o bien por el choque repentino de flujos electromagnéticamente inducidos en la superficie solar, o bien por el choque de determinadas ondas de baja frecuencia sonora, cuando éstas se levantan como las olas del mar desde la superficie del sol.

Los loops coronales parecen estar involucrados en la producción de llamaradas solares que emiten partículas de alta energía al espacio, creando lo que se conoce como la meteorología especial. Cuando esta se incrementa y se producen tormentas solares, la Tierra y todo los sitemas eléctricos pueden verse seriamente afectados.

Estudiar la música del Sol podría ayudar a predecir las tormentas solares.

Music of the Spheres es un álbum del músico inglés Mike Oldfield lanzado en el Reino Unido el 17 de marzo de 2008. Cuenta con las colaboraciones de la soprano neozelandesa Hayley Westenra en el tema “On My Heart” y del pianista chino Lang Lang en seis de sus pistas.

El álbum, el segundo con Mercury Records y su primer trabajo clásico, se basa en el concepto de la “musica universalis” o armonía de las esferas.

Uno de los temas del álbum se titula “Musica Universalis” o armonía de las esferas, una antigua teoría filosófica que dice que los movimientos de los cuerpos celestes se basan en la música. También hace referencia al nombre de la discográfica, Universal Music.

Mike Oldfield, en una entrevista para el diario La Vanguardia, del 28 de febrero de 2008, decía lo siguiente: “‘Music of the Spheres’ es mi interpretación de la teoría de los cuerpos celestes según la cual todo planeta o estrella, incluso el universo entero -explica el artista- está compuesto por música que no puede oírse, sino que hace referencia más bien de un concepto armónico y matemático”.

Mike Oldfield comparte con John Lennon la creencia de que la música más transcendente “procede de un lugar superior”.

Como expresó en su día John Lennon, había momentos en los que Oldfield admite haberse sentido como “un canal para la música de las esferas” y que él simplemente se dedicaba a transcribirla “como un médium”.

Mike Oldfield confirma sentirse “como un canal adecuado, que simplemente surge a través del cual lleva la música al mundo sin interponerse”. El propio Oldfield señala que la espiritualidad “influye decididamente” en su música.

“Lo más importante es hacer que la música refleje que somos parte del mundo natural pero con capacidad de ver el otro lado de la existencia, el espiritual y la elegancia de la naturaleza”, sentencia.

‘Music of Spheres’ se estrenó en España el próximo 7 de marzo de 2008 en el museo Guggenheim de Bilbao.

Y así suena un fragmento de “Música de las esferas” de Mike Oldfield, del tema On my heart:  https://www.youtube.com/watch?v=3Wgh4K1CwqQ

PHANTASMAGORIA

¿Qué es la Phantasmagoria? Phantasmagoria es un mundo de horror y sombras, llevado al público en el siglo XVIII, mediante todo tipo de artefactos y escenografía.

Y es que a finales del siglo XVIII los franceses inventaron la Phantasmagoria (fantasmagorie, fantasmagoria), la cual se volvió muy popular en toda Europa rápidamente en los años siguientes. Pero para que ello sucediera se necesitaba la llamada Linterna Mágica.

Una de las primeras descripciones sobre el particular, aunque muy rudimentaria, fue realizada por Giovanni de Fontana, quien cerca del año 1420, aunque sin explicar en detalle el fenómeno, describía el concepto de funcionamiento de la Linterna.

Al proyectar sobre una pantalla y en forma ampliada imágenes pintadas sobre placas de vidrio, el dispositivo llamado Linterna Mágica (laterna magica, nominación latina utilizada por primera vez por Thomas Walgensten alrededor de 1660), se convirtió en el medio de entretenimiento y comunicación por antonomasia de toda una época.

La Linterna Mágica, como tal, se desarrolló en el siglo XVII. Athanasius Kircher publicó en 1646 un texto titulado Ars Magna Lucis et Umbrae (La gran ciencia de la luz y la oscuridad), pero al parecer no había ninguna referencia sobre este aparato, aunque se le acreditaba el invento. El primer registro sobre dicho artefacto apareció en el manuscrito de Chrstiaan Huygens de 1659, el cual mencionaba un objeto capaz de proyectar imágenes al que se le considera el precursor del proyector actual.

Este artefacto descrito por Huygens se formaba de una cámara oscura que tenía un juego de lentes y un soporte corredizo en el cual se ponían las placas de vidrio pintadas con las figuras, las cuales eran las transparencias. Las imágenes eran iluminadas con una lámpara de aceite, pues aún no había luz eléctrica. También tenía una chimenea para dejar salir el humo.

Al principio, la Linterna Mágica se utilizaba para proyectar imágenes pintorescas e infantiles, pero pronto los demonios y esqueletos hicieron su aparición en ellas dando pie a la Phantasmagoria. Las historias de fantasmas se volvieron populares y sus creadores se convirtieron en verdaderos ilusionistas del cine de horror.

Cuando la proyección se realizaba a oscuras, lo cual constituía una de las condiciones imprescindibles para la puesta en escena fantasmagórica, la pantalla (por lo general una tela  o un lienzo también oscuros) se volvía invisible y las imágenes o las formas proyectadas parecían flotar en el aire. El antecedente más antiguo que se conoce de un aparato semejante es un  dibujo  que  figura  en  un  tratado  renacentista  del  físico  e ingeniero  Giovanni  de  Fontana,  conocido  como  Bellicorum  instrumentorum  liber. En uno de los bosquejos que componen el tratado se puede observar a un hombre sosteniendo una lámpara o linterna, y sobre la pared a una gran imagen (proyectada) del diablo. El dibujo, en el cual la proyección se encuentra ubicada en  el  mismo  sentido  que  la  imagen  de  la  lámpara  —lo  cual,  desde  un punto de vista óptico (al menos según los principios ópticos que explican el  funcionamiento  de  estas  primeras  linternas  mágicas)  es  correcto—  está acompañado de la siguiente frase: “Apariencia nocturna para observadores aterrados   [Apparentia   nocturna   ad   terrorem   videntium].”

Entre  1660  y  1670,  Thomas  Rasmussen  Walgensten,  profesor  de matemáticas  en  la  Universidad  de  Leyden,  viaja  por  diferentes  países  de Europa con su “linterna del miedo”, evocando espíritus y personas difuntas. Luego de Walgensten, la primera figura relevante en esta reconstrucción de la fantasmagoría es el ilusionista y ocultista alemán Johann Georg Schröpfer, quien  comienza  a  utilizar  la  linterna  mágica  para  proyectar  fantasmas  y convencer al público sobre su capacidad para comunicarse con los muertos.

Otro ilusionista alemán del siglo XVIII, Paul Philidor, también conocido como Paul de Philipsthal, mejora las técnicas de Schröpfer y lleva las funciones de fantasmagoría a diversos lugares de Europa. Philidor, quien llama a sus shows,  en  honor  al  hombre  en  quien  se  había  inspirado,  “apariencias  de fantasmas al estilo Schröpfer [Schröpferesque Geisterscheinings]”, lo mismo que Walgensten y Schröpfer, contribuye a crear un vínculo —nunca disuelto hasta el siglo XX— entre la fantasmagoría y la muerte.

Más allá de estos casos relevantes para la historia de la fantasmagoría, la figura fundamental e indiscutible es, sin duda, como ya lo hemos anunciado, Étienne-Gaspard  Robertson.  En  1780,  el  excéntrico  belga  comienza  a experimentar con diversas técnicas para producir lo que más adelante llamará “fantasmas artificiales [fantômes artificiels]”  (Robertson,  1831,  I:  195).

Étienne-Gaspard “Robertson” Robert presentó su primera Phantasmagoria en el Pabellón de l’Echiquier en París. El proyector se colocaba tras una manta traslúcida fuera de la vista de la audiencia, pero Robertson pronto descubrió que podía utilizar el proyector con ruedas al que llamó “Phantascope” para generar imágenes en movimiento o que éstas se hicieran grandes o pequeñas, cuidando que la imagen estuviera bien enfocada en todo momento.

Con el éxito, Robertson llevó su espectáculo a Viena y a San Petersburgo. Después se movió a una cripta capuchina abandonada cerca del Palacio Vendôme, donde proyectó durante seis años todo tipo de historias acompañadas por efectos de sonido y con ambiente escalofriante proporcionado por la cripta. En este espectáculo, Robertson utilizó imágenes rodeadas de color negro para simular el libre movimiento de los fantasmas, aunque también utilizaba varios proyectores para poner a los fantasmas en distintos entornos. Las proyecciones consistían en fantasmas y esqueletos que se aproximaban al público, para agregarle un toque más horrorífico, Robertson y su equipo añadían voces a los fantasmas, lo cual asustaba al público totalmente.

El realismo de la Phantasmagoria de Robertson estaba tan bien realizado que la policía detuvo uno de sus shows, ya que creían que tenía el poder de atraer fantasmas y demonios. Debido a una demanda judicial del 1799, Robertson tuvo que confesar ante el público sus secretos sobre las proyecciones, lo que al poco tiempo generó la aparición de shows similares en Europa y Estados Unidos, aunque muchos no eran tan elaborados como el de Robertson.

Antes  de cada proyección fantasmagórica, Robertson salía a escena y le comunicaba al auditorio que haría aparecer los espectros de los familiares difuntos más amados. El nexo entre la fantasmagoría y la muerte, lo que Terry Castle, en un notable ensayo titulado Phantasmagoria and The Metaphorics of The Modern Reverie,  ha  llamado  “…el  poder  seudonigromante  de  la  linterna  mágica [the  magic  lantern’s  pseudonecromantic  power]…”  (1995:  146),  alcanza,  en  las funciones de Robertson —reforzadas por las voces también fantasmales de los ventrílocuos— un grado extremo de sugestión.

Sin embargo, en 1801 se revolucionó la manera de apreciar la Phantasmagoria gracias al éxito de Paul Philidor, tal y como comentábamos hace unos párrafos, presentado en Londres en el Teatro Lyceum, en el cual Philidor tomó la decisión de no querer engañar más a la gente al tratar de hacerles creer que las apariciones eran reales. Así, Philidor comenzó su espectáculo con un discurso en el cual dejaba en claro que la Phantasmagoria era sólo para entretener.

Por su parte, Edmé-Gilles Guyot experimentó con la proyección de fantasmas y humo.

Para 1803, la Phantasmagoria llegó a Estados Unidos al Mount Vernon Garden en Nueva York. En los años siguientes se desarrollaron diversos espectáculos, pero al poco tiempo se volvió obsoleta, aunque las proyecciones y sus técnicas fueron utilizadas en distintos campos. Por ejemplo, aquellos trucos utilizados en los filmes de  Georges Méliès, quien produjo lo que se considera la primera película de horror “Le Manoir du diable” (1896).

Lamentablemente la Phantasmagoria desapareció. La Phantasmagoria fue un primer intento de horror representado teatralmente, una de las primeras formas de aterrorizar al público de los teatros. La Phantasmagoria dejó ver un mundo de sombras y fantasmas que formaron parte de los espectáculos cinematográficos y teatrales que no deberíamos olvidar.

Por cierto, que hay una película que refleja el espectáculo de la Phantasmagoria. Quizás alguien recuerde “El ilusionista”, dirigida por Neil Burger y protagonizada por Edward Norton, donde la policía perseguirá a un ilusionista relacionado con espectáculos de fantasmas y posibles asesinatos.

Y si quieres asistir a una demostración de Phantasmagoria, tienes una oportunidad el sábado 23 de septiembre del 2017, a las 10 horas, en la nueva sede de la masonería en Barcelona. Más información y reservas en  http://www.planetainsolito.es/presentaciones/phantasmagoria/

UNA ISLA LLAMADA BRASIL EN 1375

Y seguimos con mis descubrimientos personales. Nuevos datos jamás revelados en los llamados “enigmas de la historia”. Lo que se ve en la foto es una composición que acabo de hacer con un fragmento del mapa de Cresques de 1375, junto a todo el desplegable del atlas catalán, más un sextante y un astrolabio de mi colección.

Pero vayamos con las sorpresas. En esta réplica del mapa de Cresques se observa el nombre de una ínfula, o sea una isla, llamada Brasil. Vi este detalle una de las primeras veces que pisé el museo judío de Girona, durante una de mis rutas. Y es que este mapamundi se exhibe en el museo.

La Isla Brasil fue considerada una isla fantasma situada en algún lugar del océano Atlántico y conocida de diversas formas desde su primera aparición en la mitología irlandesa, alguna vez identificada con la isla de San Brandán o San Borondón. En el mapa de Pizigani de 1367 aparecía con el nombre de isla de Braçir; en mapas posteriores se conocerá con los nombres de Braxil, Brazille, Brasile, Bracie, Bresily, Bersil, Brazilæ, Bresilji, Braxilis, Branzilæ, O’Brasil, O’Brassil, Hy Brasil, y otras variantes. En el controvertido mapa vikingo de Vinlandia, se identifica con la isla de San Brandán.

En 1498 Pedro de Ayala, embajador de los Reyes Católicos ante la corte inglesa, informaba de que desde hacía siete años buscaban la isla navíos ingleses.

Tales expediciones pudieron de hecho iniciarse hacia 1480, en relación con la búsqueda de caladeros de bacalao. También hablaba de esas expediciones hacia 1498 John Day, un mercader inglés, en carta dirigida probablemente a Cristóbal Colón, donde afirmaba que los marinos de Bristol habían llegado a ella.

¿Y a qué se debe esta confusión de Brasil con respecto a una isla? Muy probablemente a que, en mapas antiguos en los que se basó el mapa de Cresques y otros, algunos marinos debieron haber descubierto unas tierras que identificaron como una isla, en este caso el posterior Brasil.

Brasil, como tal, fue descubierta el 22 de abril de 1500 (2 de mayo, gregoriano), con la llegada de la flota comandada por el portugués Pedro Alvares Cabral al territorio donde hoy se encuentra este país.

El origen del nombre de Brasil, tiene dos grandes explicaciones.

La versión más aceptada dice que se le dio el nombre de Brasil por un árbol tropical de madera roja, que fue descubierto por los exploradores portugueses cuando llegaron a esa región. Este árbol era usado por los aborígenes, pues al hervirlo, la madera desprendía su color rojo, que era muy parecido al color de las brasas. Esta es la versión oficial y aceptada.

Sin embargo, la tierra encontrada por Cabral en 1500 era llamada “Pindorama” o “Tierra de Palmeras” por los habitantes nativos. Al llegar a las desconocidas y nuevas playas, el navegador las bautizó “Terra de Vera Cruz”, aunque a los pocos días cambió el nombre por “Isla de Vera Cruz”. Ello se debió al hecho de que el explorador era caballero de la Orden de Cristo (continuadores del Temple), y por ello siempre llevaba una cruz sobre su pecho.

Pero será el historiador Capistrano de Abreu el que adelante otra hipótesis sobre el origen del nombre. En su opinión, “Brazil” era originalmente la isla mítica y paradisíaca localizada en mapas antiguos. Según algunas leyendas el mítico rey Brasal (aparecido en las fábulas de Esopo) habría fijado su residencia en la isla desde tiempos inmemoriales.

La hipótesis de la isla medieval de Brasil como fuente originaria encajaba perfectamente con dos facetas fundamentales del imaginario nacional que databa sus orígenes en los textos antiguos de Cabral y Vespucio, pero también en los escritos de la independencia y del romanticismo, e inclusive llegan hasta nuestros días: me refiero a la supuesta naturaleza paradisíaca de la tierra brasileña, un país grande, rico y bello.