2012: LAS FALSAS PROFECIAS MAYAS (I)

No iba a escribir sobre ello, pero son muchos los que me preguntan sobre las profecías mayas y el supuesto fin del mundo en el 2012. Así que me dispuse a averiguar la verdad sobre esta historia. El resultado tiene bastante de malo, puesto que en lo esencial parece que hay mucho bulo, si bien es cierto que algunas fuentes apuntan sobre ciertas profecías que nada tienen que ver con los mayas. Por honor a la verdad es conveniente escribir sobre ello, pues de otra forma es lógico que la ciencia más empírica trate de charlatanes a los catastrofistas y proféticos. Además, no hay que esperar a fechas concretas para ver el llamado cambio de conciencia global, porque el paradigma de la nueva conciencia ya se está produciendo en estos momentos.

¿De dónde ha salido esta locura sobre el final de los tiempos? De entrada, el citado armagedón no tendrá lugar el 31 de diciembre de 2012, sino el 21 de diciembre, partiendo de un supuesto año 0 de los mayas, del que luego hablaremos. ¿Y por qué esta fecha apocalíptica? Pues porque a alguien se le ocurrió decir que así finaliza el calendario maya.

El mentado calendario fue creado por una civilización avanzada, los Mayas, de los cuales se tiene noticia desde el 1.000 a.C hasta el 1.687 d.C. Pruebas del imperio maya se extienden por la mayor parte de los estados sureños de México y por localizaciones de Guatemala, Bélice, El Salvador y parte de Honduras.

Los habitantes del imperio maya dominaban la escritura y tenían una asombrosa habilidad para construir ciudades y la planificación urbana. Probablemente los mayas son más conocidos por sus pirámides y otros edificios intrincados y magníficos, ejerciendo un gran impacto en la cultura de América Central, no sólo en su civilización, sino también en otros pueblos indígenas de la región. Un número importante de mayas vive actualmente y mantiene sus antiguas tradiciones, habiendo hasta un total de 44 dialectos diferentes derivados de la lengua maya original.

Los mayas utilizaron muchos calendarios diferentes y concibieron al tiempo como un engranaje de ciclos espirituales. Si bien los calendarios tenían usos prácticos (social, agrícola, comercial y administrativo) también contenían un elemento religioso muy importante. Cada día tenía un espíritu protector, lo que significa que cada día tenía un uso específico. Esto esta en abierto contraste con nuestro moderno calendario gregoriano, que fija sobre todo las fechas administrativas, sociales y económicas.

Los mayas usaron tres sistemas de calendario diferentes (y algunas variaciones dentro de los sistemas). Los tres sistemas se conocen como el tzolkin (el calendario sagrado), el haab (el calendario civil) y el sistema de la cuenta larga.

El tzolkin es un ciclo de 260 días y el haab es un ciclo de 365 días, de los que luego hablaremos. Si se combinan el ciclo del tzolkin y el ciclo del haab se produce un ciclo de 18.980 días, conocido como la ronda del calendario, es decir 18.980 días que son algo menos de 52 años solares. Así los mayas no podrían usar simplemente una fecha del tzolkin-haab para identificar un día en un periodo de varios cientos años, ya que habría varios días dentro de este periodo con la misma fecha del tzolkin-haab.

Los mayas superaron este problema usando un tercer calendario que les permitió identificar un día singular dentro de un periodo de varios miles de días. Para hacer esto usaron un sistema vigesimal (con base 20) de número de lugar-valor, análogo a nuestro sistema de número de lugar-valor decimal.

Los mayas usaron un único sistema vigesimal para contar objetos, aunque modificado al contar los días. En un puro sistema vigesimal cada lugar en un número está ocupado por un número de 0 a 19, y ese número se entiende que debe ser multiplicado por 20. Según este sistema, he aquí un ejemplo:

2.3.4 = 2*20*20 + 3*20 + 4*1 = 864

Al contar días, sin embargo, los mayas usaron un sistema basado en la posición, en donde el primer lugar (como de costumbre) tenía un valor de 1; el segundo lugar el 1, tenía un valor de 20; pero el tercer lugar no tenía un valor de 400 (20*20), sino de 360 (18*20). Esto podría deberse al hecho que con el 360 están cerca de la duración del año en días, que luego se variaba sumando días con el transcurrir de los años. El valor de cifras mas grandes continuaría de esta forma: 7.200 (20*18*20), 144.000 (20*20*18*20), etc. Según este sistema tendríamos:

1.3.5.7 = 1*20*18*20 + 3*18*20 + 5*20 + 7*1 = 8.387

Una fecha de la cuenta larga maya es un número vigesimal modificado (como se describió anteriormente) compuesto de cinco lugares, ej. 9.11.16.0.0, e interpretado como una cuenta de días con base en alguna fecha. Hay muchas fechas de la cuenta larga inscritas en las estelas y escritas en los codices. El cálculo del equivalente decimal de una cuenta larga equivale a una cantidad en días. Este se considera como un número de días contados a partir de un determinado día en el pasado. Se supone que el número de días comienza desde el día 0.0.0.0.0. Pero la pregunta obvia es: ¿qué día se usó como la fecha base? ¿Y qué día fue ese en términos del calendario Occidental?

Los mayas tenían nombres para períodos que constan de 20 días, 360 días, 7.200 días, por ejemplo, de acuerdo con su sistema vigesimal modificado de contar días. Un día es denominado como Kin. Veinte Kines hacen un Uinal, 18 uinales un Tun, 20 tuns un Katun ,y 20 katunes un Baktun. Así queda la cosa:

  • 1 kin = 1 día
  • 1 uinal = 20 kines = 20 días
  • 1 tun = 18 uinales = 360 días
  • 1 katun = 20 tunes = 7.200 días
  • 1 baktun = 20 katunes = 144.000 días

Los números en los cinco lugares del calendario de la cuenta larga son como sigue:

baktunes . katunes . tunes . uninales . kines

Así, por ejemplo, 9.15.9.0.1 implica una cuenta de 9 baktunes, 15 katunes, 9 tunes, ningún uinal y 1 kin, o en otras palabras, 9*144.000 + 15*7.200 + 9*360 + 0*20 + 1*1 días, o bien 1.407.201 días. Se trata de una cuenta de días que comienza desde la fecha base maya del 0.0.0.0.0.

La mayoría de las fechas de la cuenta larga que se encuentran en las inscripciones de piedra tienen una fecha del baktun de 9. El periodo 9.0.0.0.0. hasta el 10.0.0.0.0, del periodo maya Clásico, es considerado hoy por los arqueólogos como el periodo (aproximadamente) del 436 D.C. hasta 829 D.C. Hay, sin embargo, algunas anomalías extrañas. Se descubrieron dos fechas de la cuenta larga (encontradas en Palenque) como 1.18.5.4.0 y 1.18.5.3.6 (14 días antes) que son unos 2.794 años solares antes de 9.0.0.0.0. ¿No habiendo evidencia de la existencia de los mayas hasta el 1.000 a.C., ¿qué podrían estar significando estas antiquísimas fechas de la cuenta larga ?

Podríamos esperar una siguiente unidad después del baktun consistente en 20 baktunes, y efectivamente existe y se llama pictun. Sin embargo, ninguna fecha de la cuenta larga se ha encontrado con una cuenta de más de 12 baktunes, excepto 13.0.0.0.0. Y aquí es donde los catastrófistas se amparan para afirmar que el sistema de la cuenta larga maya 13.0.0.0.0 marca el principio de un nueva era, y que éste, no se sabe por qué razón, equivale a 0.0.0.0.0.

Vayamos a otro calendario, el tzolkin, a veces conocido como el calendario sagrado, un ciclo de 260 días, donde cada día del tzolkin es denominado por una combinación de un número del 1 a 13 y un nombre de la serie de veinte, en el orden: lmix, lk, Akbal, Kan, etc.

El día corre a través de los números y a través de los nombres, independientemente. La sucesión de días del tzolkin funciona así :

1 Imix

2 Ik

3 Akbal

4 Kan

. . .

13 Ben

1 Ix (aquí repetimos los números)

2 Men

3 Cib

4 Caban

5 Edznab

6 Cauac

7 Ahau

8 Imix (se repiten los 20 días)

9 Ik

10 Akbal

. . .

Hay 260 fechas diferentes en esta sucesión. Esto es porque 260 es el mínimo común múltiplo de 13 y 20. Así el ciclo de (13) números de días del tzolkin combinados con (20) los nombres de días del tzolkin se repite cada 260 días.

Para explicar este calendario de 260 días, se ha especulado que los mayas escogieron este número de días porque su conocimiento astronómico admirablemente avanzado les reveló que un período de 260 días cuadra bien con ciertos períodos astronómicos, como los años con eclipse. Una explicación más prosaica es que había originalmente dos ramas de la sociedad maya, una de las cuales usó un ciclo numerado de 13 días y la otra un ciclo denominado de 20 días . Y es que hay una serie de trece dioses mayas que pueden ser el origen de los 13 días numerados, similar a nuestra semana.

Se deduce que en algún punto de la historia maya temprana los dos grupos se unieron, combinando los dos calendarios para que ningún grupo perdiera su método de contar los días, produciendo así el ciclo de 260 días descrito anteriormente.

Los mayas también mantuvieron un calendario llamado “civil” el calendario “haab”. Este era similar a nuestro calendario actual, ya que contiene meses (19) y los meses se dividen en días (20) numerados de 0 a 19. A diferencia de nuestro calendario, el ciclo del haab se compone de dieciocho meses de veinte días cada uno, más uno de cinco días al final del año.

Los cinco días extras formaron el mes de Uayeb, y son anónimos. Los cinco días “anónimos” fueron considerados desafortunados. Nadie se casaría en Uayeb. El ciclo del haab consistió así en 18*20 + 5 = 365 días, el número íntegro de días mas cercano al real año solar de 365,2422 días solares.

La sucesión de días desde el primer día del año hasta el último se cuenta como sigue:

0 Pop

1 Pop

19 Pop

0 Zip

1 Zip

19 Zip

0 Zodz

(y así sucesivamente hasta el 18º mes) :

19 Cumku

0 Uayeb

4 Uayeb

Para la mayor parte de la historia maya el primer día de Pop fue denominado como 0 Pop y el último, 19 Pop.

Respondamos a una gran pregunta que hace un momento nos desconcertaba. ¿Cuándo comienza el año cero de los mayas, o sea el 0.0.0.0.0?

Pues parece ser que la repetición de una misma fecha de la cuenta larga con una fecha del tzolkin-haab sólo ocurre una vez cada 136.656.000 días (aproximadamente 374.152 años o 73 eras mayas). Este ciclo de tiempo se conoce como Era Maya que, según la correlación de algunos, debió de comenzar el 11 de Agosto del 3114 a.C., aproximadamente, con lo cual sí terminaría el 21 de diciembre del 2012 (¿?) de nuestra era, o sea el 13.0.0.0. Aunque el 13, como se vio, no es el número final, sino el 20; así que luego daremos la fecha final auténtica y real del calendario maya.

De todos los problemas tratados por los estudiosos de los mayas, el problema de la correlación es el más importante . Sólo con una solución a este problema podemos localizar el fenómeno de la civilización maya en un marco de tiempo relacionado con el nuestro; es decir, dónde está el año cero de los mayas.

El problema de la correlación es el problema del hallazgo de un día determinado que se identifique por una fecha Occidental y por una fecha maya, simultáneamente, permitiendo igualar la fecha Occidental con la fecha maya. Una vez hecho esto, la conversión de cualquier fecha de un sistema a una fecha en el otro se haría posible.

Un número de la correlación correcto debería estar de acuerdo con :

  • Datos de la tabla de Venus en el Códice de Dresden.
  • La mayoría de los datos del tzolkin sobrevivientes entre los mayas a la post-conquista.
  • Los archivos del obispo de Landa del siglo XVI sobre el asunto.
  • Los archivos aztecas a la llegada de Cortes.
  • La información lunar encontrada en las estelas.

Numerosos estudiosos han sugerido diferentes valores para el número de la correlación. La respuesta normalmente aceptada es 584.283, número sugerido por S.E.J. Thompson, ésta es la llamada “correlación Thompson”. Otros estudiosos han hecho pensar en otras correlaciones, desde 482.699 (Smiley) hasta 774.078 (Weitzel). ¿Por qué se toma en consideración la correlación de Thompson y no otras? Ni se sabe, Yo mismo he sido incapaz de entender la lógica de Thompson para dar a entender que la fecha 0.0.0.0.0 corresponde al 11 de agosto del 3.114 a.C. Y eso que se supone que debería entender de números, porque aparte de una carrera de Periodismo cuento con una Ingenieria Técnica de Sistemas Informáticos.

Ya sé que la mayoría dan por válido el año 0 maya como 3.113 a.C., pero esto es debido a una equivocación del sistema astronómico de denotar años; el año -3113 es el año -3114 a.C., ya que el año 0 de nuestro calendario nunca existió. Se supone que damos por válido que Jesús de Nazaret nació en el llamado año 1 (luego lo explicamos).

Hay una manera de terminar con el problema de la verdadera fecha de correlación de una vez por todas. Se basaría en descubrir en los códices mayas una referencia clara a un eclipse (completo con fecha de la cuenta larga) que pueda ser determinado también por los astrónomos, ocurrido en una fecha exacta del calendario europeo. Los eclipses solares son los mas aptos, porque ellos sólo son visibles en un área restringida (mientras que los eclipses lunares pueden verse sobre la mayor parte del hemisferio terrestre en la noche ), lo que significaría que también serían vistos en los territorios mayas. Varios estudiosos (ej. Owen y Smiley) han buscado un evento que pueda identificarse de igual manera en los sistemas del calendario maya y Occidental, con fechas o fenómenos astronómicos conocidos. Sin embargo, las malas noticias es que hasta la fecha no se ha encontrado un evento conocido que se dé como válido. Por lo tanto, no hay una fecha de correlación válida y oficial, y esa es la auténtica verdad, le pese a quien le pese.

Prosigamos. Habíamos visto que algunos catastrófistas se amparaban en la fecha del 13.0.0.0.0 para hacer sus cálculos y afirmar que ésta correspondía, partiendo del año cero de los mayas, propuesto por la correlación de Thompson, al 21 de diciembre de 2013. Todo ello sin tener en cuenta un ajuste en el calendario del que hablaremos enseguida.

Pero si el sistema base de los mayas es el 20, con números comprendidos entre el 0 y el 19, ya que los mayas eran de los pocos que conocían la existencia del 0 y lo usaban… repito, ¿cuándo debería finalizar el calendario maya?

El calendario maya debería terminar el 19.19.19.17.19 (ese 17 en medio es porque, recordemos, esta posición únicamente es múltiplo de 18), es decir, que estaríamos hablando del 13 de agosto de 4.771. Hay inscripciones mayas en las que se nombran fechas posteriores a ésta, lo cual quiere decir que su mundo todavía iba mucho más allá, acabando con la teoría del apocalipsis de los catastrofistas.

Nos hemos saltado un hecho de interés. En 1582 el Papa Gregorio XIII creo el calendario gregoriano en el que hizo un ajuste de fechas para que coincidiese exactamente con las cuatro estaciones del año, ya que con el paso del tiempo se habían producido desajustes. Además, eliminó 3 años bisiestos cada 400 años.

La cosa quedó como sigue:

  • Sería bisiesto aquel año cuya cifra sea divisible por 4, excepto los años seculares, múltiplos de 100, los cuales serían bisiestos únicamente si son divisibles por 400 (por ejemplo, 1900 no fue bisiesto, 2000 sí lo fue, pero el 2100 no lo será).
  • Dado que desde la vigencia del calendario Juliano se habían considerado como bisiestos años que no debieron serlo y había ya un error acumulado de 10 días, se quitarían 10 días al calendario: el día siguiente al 4 de octubre de 1582 (la fiesta de San Francisco de Asís) sería llamada a ser 15 de octubre (este año de 1582 es el año más corto de la cristiandad, con 355 días; y los días del 5 al 14 de octubre de ese año ni siquiera existieron).

Para más desfase, el papa romano Hormisdas (514-523), motivado por la imprecisión que había para contar los años en esa época, los cuales se contaban según la conveniencia particular del mundo cristiano, unos a partir de la fecha de la mítica fundación de Roma “ab urbe condita” (753 a.C.) y referencia del inicio del calendario romano, y otros lo contaban partiendo de la era del emperador romano Diocleciano (el año 284 d.C.), conocedor de los estudios que realizaba Dionisio, le ordenó que calculara la fecha de nacimiento de Jesús de Nazaret y que a partir de ahí se usara ésta para contar los años.

Dionisio estableció el año en que supuestamente había nacido Jesucristo “ab incartione Domino”. Esta fecha la fijó a los 754 años de la fundación de Roma “ab urbe condita”, y mantuvo como el día del nacimiento el 25 de diciembre, igual como lo había establecido el papa romano Julio I (280-352), quién tomó el día que se celebraba la fiesta pagana romana “Hagia Fota” (Sol invencible) como el nacimiento de Jesús; el año comenzaría en el mes de enero, como había sido establecido en el calendario juliano.

Dionisio carecía de la noción del cero como número (concepto que desde la India fue transmitido a los árabes, y sólo llego a Occidente varios siglos después), por tal motivo inició la historia del cristianismo el año uno “Anno Domine”, o sea al comienzo de la “era cristiana”; con Dionisio, el cristianismo se apropió de la era nacida y por venir “per saécula saeculórum”.

Dionisio, tuvo varios errores: uno de ellos fue motivado por desconocer el número cero, y empezar la era con el año uno, y lo más importante para los cristianos, fue que se equivocó por 6 años de la fecha real del nacimiento de Jesucristo (el rey Herodes El Grande falleció en el año 4 a.C.).

¿Y qué tiene esto que ver que nuestro calendario? Pues que lo siento por ti, lector, pero no vives en el 2009, fecha en la que escribo esto, sino en 2009 menos los 6 años de error de Dionisio, más uno más producto de contar desde el 0, como se hizo a posteriori. Y ahora viene lo malo para los catastrofistas, si nos basamos en su fecha del 21 de diciembre de 2012 como válida, dando por buena la correlación de Thompson y haciendo caso omiso a que el calendario maya es de base 20. Y es que el 21 de diciembre de 2012 ya ha tenido lugar, concretamente fue el 21 de diciembre de 2005 de nuestra era. Oh, vaya, ¡qué desilusión! Y no ha habido armagedón ni día del juicio final, ni hemos sufrido un cambio de conciencia global que haya hecho que nuestra civilización se tambalee y vuelva a comenzar.

Todo esto suena muy interesante, pero ¿qué tiene que ver con el fin del mundo? Las supuestas profecías mayas se basan por completo en el supuesto de que algo malo va a ocurrir cuando el calendario maya de la Cuenta Larga se termine, como acabo de citar. Y para ello se basan en unas profecías mayas “secretas” que debieron encontrarse en alguna parte. El problema radica en que por más que busque uno esa profecías, los códices donde se citan, o deberían citarse, no aparecen por ninguna parte.

Continuará…

Relacionados

2012: LAS FALSAS PROFECIAS MAYAS (y II) Ya hemos visto que las fechas vaticinadas para las supuestas profecías mayas no existen o son incorrectas, pero aún así hay abundante material sobre...
KUKULCAN, ¿MITO O REALIDAD? “Queda dicha la ida de Kukulcán, de Yucatán, después de la cual hubo entre los indios algunos que dijeron se había ido al cielo con los dioses (…) Y q...

Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

49 comentarios

  1. Leí un libro sobre la profecía maya que habla de que en el 2012 se termina el mundo. Creo que el autor está un poco desquiciado. Este mundo y todo lo que existe tiene sus ciclos. Eso es lo bueno de que usted investigue sobre otras humanidades, te expande la conciencia.

  2. Interesante su artículo. Lo siento, pero según sus calculos el 2005 todavía no ha llegado, ya que de acuerdo con sus datos estamos en el 2002. Otra información sobre el nacimiento de Jesús no es la fecha de la muerte de Herodes, sino que no se tuvo en cuenta un emperador que reinó entre tres y cuatro años, que si no recuerdo mal mal fue Cesar Augusto. De acuerdo a esto, no serían siete los años del desfase, sino entre cuatro y cinco.

  3. Muy interesante lo argumentado.

    Para los amigos de las catástrofes, las profecías mayas no hablan del fin del mundo ni de la tierra ni de la humanidad.

    Establecen ciclos espirituales, y básicamente sobre su cotidianidad.

    Yo creo que es evidente que la humanidad tendrá que cambiar sus costumbres, es evidente que nuestro planeta no puede sostener semejante nivel de depradación.

    Matemáticamente hablando es interesante y un buen ejercicio mental, sin entrar en detalles, ¿no crees que las personas que han hecho estos cálculos tomaron en cuenta el detalle de errores de nuestro calendario? Si no es así, tremendo pelón.

    Tal vez si encuentro un momento libre me ponga a realizar estos cálculos.

  4. En primera instancia, debo felicitarlo por su buen artículo. En mi colegio, el profesor de civismo (y matemáticas) nos habla últimamente de eso. Lo que me soprendió fue que el jueves también nos mencionó los horrores del calendario.

    También desmintió a varios libros de autores que creen que el mundo se irá por el retrete y nos comentó en tono medio de broma y reflexión:

    “Bueno, si los ponen a hacer un calendario en piedra, pues se van a cansar, jóvenes. Y fíjense, lo que los mayas lograron. Sin bueyes de carga ni computadoras hicieron esas pirámides.

    “En mi luna de miel, que fue justamente en Chichen Itza, allá por Yucatan, por el equinoccio de Primavera, ves que en la Pirámide del Kukulcan va bajando una serpiente que es la luz del sol en la pirámide. Ves como baja, y al final se topa con otra serpiente de piedra. Y quedan así, igualadas.

    “Los mayas no tenían inteligencia, sino sabiduría. Y la sabiduría les llegaba de la cabeza al cielo, al infinito. Por eso es que no los comprendemos. Cuántas veces no han dicho que se va a acabar el mundo: cuando se cayó Roma, cuando los Nazis invadieron Polonia, con los Testigos de Jehova y sus veinte mil profecías del fin del mundo. ¿Y cuántas veces se ha acabado el mundo? Ninguna, ¿verdad?“.

  5. Lean las alegorías de las profecíaas katúnicas en los chilames; allí está lo que según el autor no ha podido encontrar, es decir, las mal llamadas profecías que son vaticinios en un lenguaje codificado conocido como zuyuá.

    Es ese pues, el origen del pensamiento escatológico que conforma una exhortización contemporánea de las culturas mesoamericanas, que principalmente proviene de los Estados Unidos y de los grupos occidentales conocidos como “New Age”. Por cierto que la película “La montaña sagrada” de Jodorowsky es una muy interesante crítica sobre estos grupos.

  6. Enriqueta de la Cruz Muñoz

    16 Enero 2010 a las 3:17 pm

    Hemos vivido en una perfecta ignorancia y un desconocimiento total de nuestra verdad y sus consecuencias. Vivimos sólo de puras suposiciones y nos apoyamos en las opiniones de los demás… Pero desgraciadamente no conocemos una realidad de los que somos. Es una desgracia que quienes tuvieron el conocimiento de la verdad ya dejaron de existir, yéndose con sus secretos.

  7. Rebeca Zamora Suarez

    18 Enero 2010 a las 10:50 pm

    Qué lastima que la mayor parte de la humanidad solo se preocupe desmedidamente en cuanto se puede acabar el mundo, sin preocuparse que cada día son más los seres que sufren calamidades a causa del mismo hombre. Si preguntas a la gente: “¿qué harias si te enteras que mañana se acaba el mundo?”, la mayoría te respondería: “Yo gastaria toda mi pasta disfrutándola al máximo”.

    El verdadero cataclismo está en la mentalidad de muchos y en la insensibilidad para mantener nuestro planeta saludable.

  8. Lo cierto es que en realidad no importa cuando se acabe el mundo, si es que algún día lo hace, lo que importa es que cada día seamos mejores con el prójimo, con el entorno, para tomar conciencia de lo destructivos que somos.

    Fíjense que todos los animales instintivamente pueden nadar. En cambio el humano ha perdido tanto su esencia que tiene que aprender a nadar de nuevo.

  9. Recién hoy me puse a investigar sobre el famoso fin del mundo, debido a que estaba mirando History Channel y luego de pensar llegué hasta acá, donde además de leer puedo opinar.

    Segun lo que entendí, lo que va a pasar en el 2012 es una alineación de planetas, lo que hará que la Tierra permanezca 4 días sin luz solar. Esto generará que la Tierra gire más rapido sobre su propio eje, generando terremotos y maremotos. Pues si uno hace girar un recipiente con agua, la cual tiene el mayor porcentaje en el planeta, de manera constante no pasa nada; pero si de un momento a otro la hace girar con mayor velocidad, se producirá un cambio grande.

    Por ende y para redondear, no es el fin del mundo, sino un cambio drástico en el, y lamentablemente quedarán muy pocos humanos, como así también otras especies.

    Habrá un cambio de era, en el sentido que los sobrevivientes dejarán de pensar sólo en dinero como lo hacen ahora. Y pasarán a vivir de otra manera, buscando la forma de que el próximo cambio que haya dentro de aproximadamente 5200 años los encuentre preparados para no sufrir tantas bajas.

    Por mi parte armaré un grupo de personas para reiniciar la vida en el planeta. Dirán que estoy loco. ¿Pero quién no lo está?

  10. Martín, te apoyo en tu comentario, porque yo también estuve leyendo no solo sobre las profecías mayas, sino sobre la Virgen de Fátima, y el contenido de sus profecías es casi idéntico; describiéndose sucesos que han pasado por todo el mundo, y los que quedan por ocurrir, como los cambios climáticos, catastrofes naturales como terremotos, tsunamis…

    La profecía de la Virgen de Fátima no dice cuándo ocurrirá, sólo dice que será a media noche y habrán tres días de oscuridad y que la Tierra saldrá de su órbita.

  11. ¿Se terminará el mundo el 21 de diciembre del 2012 o no? Porque todos se contradicen y creen en sus propias creencias, pero no parece que haya una postura común.

  12. Nadie sabe realmente qué pasará, lo único que sé es que estoy atormentada con este tema. Tengo mucho miedo por mis hijos, porque que seguramente vamos a sufrir y eso me pone mal.

    Creo que habrá un fin y creo tambien en la fecha del 21.12.2012 y no veo la hora en que todo esto pase, porque me asusta mucho.

  13. Creo que muchas personas no entienden el concepto de que los calendarios no se ajustan entre sí, para que en realidad ocurran dichas predicciones. Se dice bien claro en el reportaje que en 2005 ya ocurrió la profecía, en el caso de que se se cree en ella, por culpa de un error de Dionisio. Por favor, que se lea con atención.

    Número dos. Amo mi vida, y amo a mis semejantes; aunque me es imposible amar a todo mundo. Procuro no contaminar, ni tirar agua, ni causar envidias…. trato de ser una buena persona, pero no completamente, no doy ese amor al cien por cien. Hay un motivo.

    Los haitianos sufren una catástrofe, en la capital de mi país se inundarón con aguas negras y a decir verdad no me acongoja ni una membrana del alma que eso ocurra. ¿Y saben por qué? Porque estoy de acuerdo con la Tierra y con la naturaleza, que ya está harta de soportar a unos seres vivientes despiadados, egoístas, malditos, e inmundos.

  14. Cada raza o cultura, tiene sus propias verdades. Ellos tienen muchas creencias de acuerdo a como vivieron y de acuerdo a lo que vieron y sintieron en ese momento. Igualmente nos pasa hoy en día, el mundo está tan dividido en busca de una verdad; pero no se ha reconocido a si mismo.

    El día que cada persona se reconozca como parte importante de la humanidad y que dentro de ella está la verdad, ese día llegará la humanidad a ser verdaderos seres humanos. Los medios de comunicación, sí han ayudado mucho, pero no se han dado cuenta que lo que han hecho es tergiversar la información, solo la verdad es la que reside dentro de cada ser.

    Al mundo vinimos a aprender a ser SERES HUMANOS UNIDOS A LA DIVINIDAD. El día que se tome conciencia de esto, ese día llegará la paz. El 2012 llegará, pero espero que en el transcurso de los días cada persona se haya concienzado que vivir es un regalo divino y que la paz comienza en casa; no con armas, ni guerras. Lo material es material, lo que perdura está dentro de nuestro ser.

  15. Muy importante el ensayo y los comentarios, pero los hechos hablan por sí solos…las catástrofes y desastres aumentan cada vez más y más (haciendo referecia a estos últimos años), hasta tal punto que toca nuestra curiosidad por las profecías.

    Si ocurrirá algo o no, eso es inmutable. Nada en nuestras fuerzas humanas podemos hacer por evitarlo, nada más que la impotencia de saber que todo tiene un fin. Los eventos que ocurren en la Tierra y sus consecuencias sólo nos dice que algo está llegando al mundo en su ciclo de existencia.

  16. Como indica una parte de los comentarios que leí “la transformación viene a través del dolor”. Claro que el planeta va a cambiar, independientemente de cómo tratemos el medio ambiente, es inevitable la transformación.

    El Universo completo cambia constantemente. Todas las ideas que han sido publicadas tratan de confundir a las personas, se aprovechan del caos que los medios y nosotros mismos comentamos. El hecho de que seamos buenas o malas personas no signifca que no vaya a sucedernos algo durante este cambio.

    La Tierra de igual forma es como el cuerpo humano, ya que si te arde una parte del brazo te rascas. La Tierra se rasca sin saber que tiene hormigas como nosotros. ¿O acaso cuando pisas un hormiguero piensas en el mundo que acabas de destruir? De igual forma nosotros vivimos en un lugar que no nos pertenece, lastimosamente nos corresponde a nosotros pasar por estos momentos.

    En mi caso sigo con mi vida normal, sin embargo tengo la fe en que el cambio que se vaya a dar sea para el bien de quienes continuen en la existencia.

  17. Me ha parecido increíble el artículo. Muy bien fundamentado y explicado, sobre todo, para alguien que no sabía nada del tema y que sólo había oído hablar de las profecías mayas de forma catastrofísta.

    Yo creo que se está produciendo un cambio de era, si bien es cierto que está muriendo muchísima gente, no creo que la humanidad se vaya a extinguir como algunos se divierten gritando a los cuatro vientos.
    Lo fácil es ser derrotista, lo difícil es pensar que el cambio será para bien de la humanidad.

  18. Estoy de acuerdo con Sandra, y voy a pasar este link a mis hijos, sobre todo que para que vayan leyendo sobre el tema. Lo importante es que asumamos un cambio de mentalidad sobre el uso de los Recursos Naturales y el planeta en general.

    Creo que el cambio se dará ayudando a educar a los que nos rodean y a quienes podamos, para cambiar nuestras costumbres de vida hacia otras que preserven nuestro medio ambiente.

    Es cierto que hay cosas que nos rebasan como ciudadanos medio, pero hay que hacer escuchar nuestra voz en todo sitio donde sea posible.

  19. Me parece interesante el artículo, porque al igual que muchos de los comentarios que leí pienso que va a haber un cambio por cuanto hemos abusado de la naturaleza. Pero no va ser una destrucción total de todos los seres vivos; sigo creyendo que hay cosas hermosas y bellas. Y para mi cada día es un nuevo amanecer al lado de los seres que amo.

  20. Si la vida en el planeta termina en el 1012 o no, el tiempo lo dirá. Lo que sí sabemos y podemos hacer es dejar de maltratar el planeta y tomar consciencia de que los recursos naturales que aseguran nuestra supervivencia o subsistencia se estan acabando. Cuidar lo que nos queda, cuidar los animales, la vegetación, eso sí lo podemos hacer.

  21. Creo que como astrónomos y matemáticos los mayas eran muy buenos, pero en cuanto a profecías dejan muchas dudas, porque bien no pudieron predecir la llegada de los conquistadores.

    La Tierra está sufriendo los efecto del maltrato del hombre; aun así no hay nada que la haga tambalear. Seguirá firme y llena de vida por la eternidad.

  22. Este artículo me tranquiliza, no sé por qué. Admito que todo esto me da mucho miedo, mi mente se imagina miles de cosas y me da miedo por mi hija y por los que vendran. Tengo entendido que con el terremoto de Chile, la Tierra ya se movió de su eje.

    Sólo pienso en vivir bien mi vida junto a mi familia y disfrutarla al máximo.

  23. Si tú dices que le reste 6 años al 2010 me daría 2004, pero que le sumes 1 ya que se obvió el año 0, o sea que estariamos en el 2005. Y si esto es así, segun la fecha del fin del mundo, sería el 21 de diciembre de 2005. Bueno, así lo entiendo yo, según como tú lo explicas arriba.

    Creo que a veces interpretamos las cosas como nos conviene; alguna vez ví en televisión que decían que un ave de fuego volaría, atribuyendo a que esa ave era el avión que impactó en las torres gemelas. Dogmático.

    Muy bueno el artículo, y lo mejor es que lo hiciste desde un punto de vista matemático.

  24. Gran entrada y buen blog.

  25. Creo que hay algo en común entre el autor y los lectores de este artículo, que en lo particular me parece fascinante, y es el interés en la humanidad y el continuo impulso en conservarla.

    Debo admitir que soy una persona que vive esta vida con ciertos temores, uno de ellos es el encontrar el fin de mi tiempo, contemplar el fin de seres amados, la desmedida sobrepoblación del planeta y sus consecuencias inmediatas (enfermedades, sequías, hambre, guerras, deforestación, contaminación a todos los niveles, choques ideológicos, discriminación…). Existen tantos sufrimientos, tanto temor… y sin embargo tantas cosas hermosas que nos regala la vida misma, que si despejáramos esa espesa neblina constituida por el futuro incierto que nos pintan aquellas “profecías”, esa incertidumbre del fin del hombre se convertiría en una meta y no en un trayecto angustioso y caótico.

    Lo único que debe caducar hoy es nuestra apatía de coexistir con la vida misma.

    Gracias Carlos Mesa, gracias respetable lector.

  26. Antes de nada, gracias por este gran artículo.

    Había escuchado algunas profecías mayas, y mucha gente que tiene fe en sus predicciones; que si en el 2012 será el fin del mundo, que si morirá mucha gente, pero mucha gente no ve que el fin del mundo es cuando uno mismo muere. Puedes morir mañana o pasado por cualquier cosa, porque te preocupas en tener miedo en que llegue ese día, y haces algo para remediarlo, si tanto crees en esas profecías.

    Me imagino que han leído este artículo, eso significa que buscan algo que alivie tu miedo o simplemente por información; la cosa es que, si no es en el 2012 o en el 2013, antes o después llegará tu fin y, por lo tanto, antes de eso, intenta hacer algo bueno, cuidando del medio ambiente y preocupándote por un futuro mejor, no solo para tus hijos o tus seres queridos, sino para todo lo que existe en este mundo.

  27. No leí todo el documento, pero yo sí creí en las prediciones de mis antepasados. Ellos en ningún momento han dicho que el fin del mundo sea en el 2012, sino que habrá una nueva manera de vida en el mundo. Nos falta seguir aprendiendo esa manera de vivir diferente.

  28. Leí su artículo y se me hizo muy bueno, lo que pasa es que mucha gente está asustada. Hasta los niños que ni siquiera acaban de comprender por las platicas de los adultos. Yo soy maestra y es el tema que más les interesa a mis alumnos. En clase yo trato de decirles que hay que ser mejores personas y cuidar nuestro planeta, siendo más conscientes de cómo actuamos con los demás.

  29. Muy buen reportaje, te felicito porque despejaste muchas de mis dudas.

  30. Personalmente investigué el tema y me gustaría comentar sobre el fraudulento y mal llamado “calendario de las 13 lunas” de un tal José Argüelles. Me sorprendió con qué facilidad este tipo le ve la cara a muchas personas, diciendo que es un calendario “armónico”, siendo realmente un calendario bastante amañado.

  31. Creo que si alguien verdaderamente sabe lo que va a pasar, y me refiero a los científicos, no dejarían que nos dijeran algo.

  32. Para mi el 2012 es el término de muchas cosas para la humanidad; así como cambia las cosas de un siglo a otro. Creo que eso es parte de la transformación y el 2012 tendrá que ser la trasformación del ser humano como personas.

  33. ¿El 2012 sera el día que se acabe Internet?

  34. Muy interesante este articulo.

    La verdad no me habia tomado la molestia de investigar sobre toda esta catarsis que esta provocando la famosa profecia maya del 21 de diciembre del 2012, pero despues de ver tanta insistencia por parte de mucha gente, quice averiguar y nada mejor que este articulo que coincide con muchos que eh leido que todo esto esto fuera de ser algo informativo y de conciencia, es mas un gran truco publicitario que acabara con mucha gente pero de las millones de deudas que se adquiriran por que la gente piensa que se va a acabar el mundo.
    Espero que todo esto traiga tambien un lado positivo para que todos nos demos cuenta que el mundo no terminara por una profesia, sino por todo el daños que le causamos y asi hagamos algo para tratar de mejorar lo que nos da vida.

  35. Alejandra Larrea Koch

    26 Mayo 2011 a las 1:49 pm

    Creo que al hablar del fin del mundo, no hacemos más que evidenciar nuestra condicion de seres egocentricos y limitados. El que estemos evolucionando hacia nuestra destruccion (como especie, no como planeta), me parece natural y evidente. La tierra se sacude de nosotros y vendran otras formas de existencia como ha ocurrido desde siempre. Vivamos desde adentro nuestro efimero momento y tratemos de ser un poquito mejores que nuestra condicion natural.

  36. La verdad que nos preocupamos solo cuando leemos estos temas , pero realmente debemos ser concientes del mal que le estamos haciendo a nuestro planeta y a que velocidad se está haciendo pedazos, cuidemos lo que en un futuro sera de nuestros hijos.

  37. Siento que solo pasará algo ” malo” si nos seguimos empeñando en creerlo , de esa forma lo estamos creando. La vida es maravillosa , el mundo es increible, tiene absolutamente todo lo que podemos necesitar , desear , no desaprovechemos esta increible oportunidad que tenemos de vivir, de sentir .
    El miedo solo sirve para paralizarnos y evitar eso,.Vivir.
    Respeto , comprensión , solidaridad , confianza , se nos ha olvidado un poquito . No va a pasar nada que no esté pasando ahora . Abrid los ojos y escuchad el corazón.
    Estoy de acuerdo con Carlos en su exposición ,
    Gracias por exponerlo de forma matematica , eso le quita hierro , le dá el valor en su justa medida .

  38. La conciencia universal es un hecho que se esta fraguando en este momento. La solidaridad con los seres vivos debe ser el sentido de la vida de todo ser humano. Deberemos reparar todo el daño infligido a la madre tierra y volver a ser quienes ya eramos y aun somos.

  39. Tengo la mente bien abierta y he leído de rabo a rabo este interesante artículo, bien harían los comentaristas en releerlo porque parece que no lo han hecho, lo único que hacen es insistir en la existencia de las supuestas profecías mayas y en el artículo del Sr. Mesa se menciona claramente que no existe ninguna evidencia sobre ellas en los mencionados codices. Por lo que a mí respecta y aplicando un simple razonamiento lógico, la conclusión es que las famosas profecías no existen. Respecto del calendario maya podemos decir que se trata de una tabla cíclica, o sea, que del mismo modo que el calendario moderno cuando termina se inicia nuevamente, sucede lo mismo con el equivalente maya. El que termine un ciclo calendario no significa que se produzca el fin del mundo. Saludos.

  40. excelente investigacion

  41. No conocía tu website, y la he descubierto por casualidad, googleando “profecía maya 2012”, por simple curiosidad. Como ateo y cientifista –aunque tremendamente respetuoso con cualquier otro punto de vista–, mi constante espíritu crítico me hace desconfiar de profecías, premoniciones y, en general, de todo tipo de ideas no basadas en el empirismo científico. Así que debo felicitarte por esta excelente y rigurosa exposición, que calla la bocas de muchos “iluminados”.

    Solo la verdad (y ésta se busca mediante PRUEBAS sólidas) nos hará libres. Las suposiciones, los rumores, o los “es que dicen que” son pura superstición. Y la superstición, la crean 1000 o 100 millones, es superstición. Repetir las mentiras muchas veces no las convierte en verdades.

    Me quito el sombrero por el artículo. la verdad sólo tiene un camino…

    Un fan tuyo […a partir de AHORA MISMO] 🙂

    Mis mejores deseos desde Barcelona (Catalunya/España/Europa)

  42. Yo no se si las profecías mayas son ciertas o no, si existen o son un bulo, ni tampoco si todas las farragosas explicaciones que nos da este articulista son fruto de estudios científicos, porque la verdad es que en internet puede escribir cualquiera y poner lo que le salga del… sin que nadie sepa si lo que escribe es cierto o no.
    Lo que si creo cierto es que la sociedad en que vivimos, sea en 2012 o en los años venideros, debe ir cambiando las bases en las que se fundamenta, porque de lo contrario, una de dos, o nos quedamos sin recursos naturales y tenemos por narices que volver a integrarnos con la naturaleza o ya se encargará la madre tierra de eliminarlos de su faz por ser unos inquilinos agresivos y depredadores que no nos cansamos de dilapidar los recursos que nos facilita.
    Creo que está claro que el ser humano tiene ya que dejarse de guerras, de odio, de consumismo desaforado, de intereses económicos, de ansias de poder, etc.. etc… y empezar a vivir en armonía con la naturaleza y consigo mismo, si no me parece que nuestra extinción es segura. Lo de menos es como sucederá o que año será.

  43. Genial…las especulaciones se estaban volviendo una pesadilla.

  44. Muy acertada su investigación , he escuchado entrevista en las que ha participado y me agrada mucho su enfoque. Soy guatemalteca , por acá se vive el evento desde muchas perspectivas. Y se repiten también cientos de falsedades. Gracias por compartirnos sus ideas.

  45. Este post tiene la verdad

  46. Sea como fuere.. El 22 de diciembre tendremos una pregunta menos..

  47. Quiero compartir con vosotros un artículo en el que dice los distintos sucesos que pueden ocurrir en esta fecha tan crítica, como no creía correcto publicar todo el texto, así que he puesto el link en mi nombre para que podáis consultarlo.
    Espero que os guste, un saludo!

  48. los mayas jamas dijieron que era el fin del mundo son los locos cientificos quienes concretaron asi para los mayas solo es el fin de una ERA si lo entienden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*