Carlos II de España, llamado el «Hechizado» (el del cuadro adjunto) fue rey de España entre 1665 y 1700. Hijo y heredero de Felipe IV y de Mariana de Austria, permaneció bajo la regencia de su madre hasta que alcanzó la mayoría de edad en 1675. Aunque su sobrenombre le venía de que pensaban que estaba hechizado o embrujado, como estos reyes llevaban siglos de endogamia, acostándose madre con hijos o nietos con abuelas, parece que el rey padecía síndrome de Klinefelter. Murió sin dejar descendencia, extinguiéndose así la rama española de los Habsburgo, lo que daría pie a que llegaran los Borbones franceses a España.

Leer más....